Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Moisés Molina


La X en la Frente

Septiembre 14
07:38 2009
Hoy, 13 de septiembre celebramos el da de la juventud mexicana, misma fecha en que seis "nios" que en sentido estricto eran jvenes, baaron de heroicidad un captulo de nuestra historia en Chapultepec en 1847.

Las declaraciones del coordinador de nuestra bancada Oaxaquea en la cmara federal de diputados nos congratulan. Eviel dijo: "Los jvenes deben tener una creciente participacin en todos los mbitos del desarrollo nacional, por lo que la bancada Oaxaquea impulsar la creacin de una Ley Federal de Jvenes". La legislatura que se fue nos la prometi y fall. Estaremos pendientes de que lo tenga presente. Pero adems de lo federal, en Oaxaca estamos a la espera de un instrumento jurdico destinado a los jvenes.

Nuestro peso en las estadsticas del INEGI y nuestra presencia nada despreciable en las del Registro Federal de Electores, lo hacen inobjetable. Va para la reflexin el siguiente ensayo.


INTRODUCCIN

Para evitar caer en la anarqua conceptual, abrazando el criterio fijado por nuestro Instituto Mexicano de la Juventud en su "Tercera Encuesta Nacional del Juventud", podemos definir para objeto de este estudio a la juventud como el grupo poblacional cuya edad oscila entre los 12 y los 29 aos.
Bajo esta definicin podemos decir, segn datos proporcionados por el XII Censo Nacional de Poblacin y vivienda, que el estado de Oaxaca cuenta con una poblacin joven de alrededor de 1 milln 300 mil habitantes.

Si tomamos en cuenta que la poblacin total del estado para el ao 2000, mismo en que dicho censo fue levantado, era de poco menos de 3 millones y medio de habitantes, estaremos en posibilidades de afirmar que los jvenes en Oaxaca representan ms de la tercera parte de la poblacin, cifra por dems significativa. Es, sin embargo, evidente que los esfuerzos gubernamentales enderezados hacia la atencin de la problemtica juvenil no guardan la misma proporcin en relacin con el peso especfico de este extenso grupo de edad.

Este trabajo se orienta entonces a la construccin de un modelo de polticas pblicas que permitan a un mayor nmero de jvenes en Oaxaca integrarse a los diversos rdenes de la vida (econmica, social, cultural, poltica, deportiva, etc.).

DESARROLLO

Una de las virtudes de nuestro sistema federal es la posibilidad de vivir en un estado de derecho. Las leyes y no los caprichos de los gobernantes son el criterio supremo que orienta el avance de nuestras sociedades. Salvo contadas excepciones, el problema mayor que en lo particular Oaxaca y en general Mxico enfrentan, no es el que atae a la imperfeccin o inexistencia de las leyes sino a su ineficacia o absoluto incumplimiento.

Sin embargo, cuando en Oaxaca hablamos del tema de juventud, estamos hablando de una de esas contadas excepciones en que el problema s lo reviste la falta de un ordenamiento jurdico claro que oriente las decisiones de los gobernantes, decisiones que finalmente se traducen en lo que la ciencia social llama polticas pblicas.Para hablar concretamente de nuestra entidad federativa, podemos sentirnos afortunados de que nuestra constitucin local a diferencia de general de la repblica contiene una mencin expresa a la juventud.

As, al interior de su ttulo consagrado a las garantas individuales, en su artculo 12 establece:

"El Estado impulsar la organizacin de la juventud, su actividad deportiva y su formacin cultural".

Sin embargo esa mencin es, a todas luces, insuficiente, ms an cuando no se encuentra complementada debidamente por una ley reglamentaria, que en la tcnica jurdica, debe acompaar siempre a una disposicin constitucional de relieve. La nica disposicin legal relacionada no es una ley reglamentaria, sino un decreto que inici el ex gobernador Heladio Ramrez cerca del final de su administracin y que es el Decreto que crea el Instituto de la Juventud Oaxaquea, organismo pblico encargado de brindar la atencin gubernamental a todos los jvenes en el estado.

No podemos conceder que dicho decreto sea complemento suficiente al texto constitucional, como para normar la elaboracin de polticas pblicas. Las poltica pblicas focalizan aspectos particulares del quehacer gubernamental, pero las leyes les proporcionan los criterios generales dentro de los cuales se pueden concebir. De este modo es que sigue siendo urgente una ley general de juventud, reglamentaria del prrafo 15 del artculo 12 constitucional local, que comience por aportar definiciones en torno a la juventud y en torno a los universos en los cuales esta se desarrolla.

Al seno de la Comisin de administracin de Justicia del Congreso del estado, existe ya el expediente (presto para ser analizado) del que dicha ley puede desprenderse. Las propuestas generadas en ms de 40 foros que hace ya casi dos aos realizamos con la Comisin Especial para la Reforma del Estado por todo el estado aportan al proyecto la legitimidad que las llamadas fuentes reales del derecho dan a las leyes de cualquier sociedad del mundo.

Como derivacin de esa consulta estamos en condiciones de saber que la problemtica reflejada por la ltima Encuesta Nacional de Juventud es vlida para Oaxaca, no cambia sustancialmente. En base a sus resultados necesitamos una ley que conciba un estado donde la juventud est incorporada en la toma de decisiones que les garantice espacios de participacin poltica y social.

Que garantice el desarrollo de todas sus potencialidades. Que institucionalice la necesidad de aperturar ms espacios laborales a los jvenes y que condene la discriminacin juvenil en los centros de trabajo. Cada da ms jvenes reclaman oportunidades de estudio, capacitacin y empleo. Es insostenible seguir preparando jvenes en las instituciones educativas que a su egreso no encuentren alternativas de empleos dignos y bien remunerados.

Por ello debe consignarse en la ley la obligacin gubernamental de ofrecer educacin de calidad, vinculada a las potencialidades productivas de nuestra entidad.

Los problemas que enfrenta la juventud estn en funcin de las caractersticas propias de los grupos sociales a los cuales pertenecen. En el medio rural, la falta de oportunidades los hace emigrar de sus comunidades de origen y encarar situaciones de incertidumbre que generan frustracin y desesperanza. En el medio urbano la juventud est expuesta a altos riesgos: delincuencia que acompaa el deterioro social, violencia informativa, alcoholismo, drogadiccin y enfermedades de transmisin sexual, entre las que destaca el SIDA.

Bajo estas grandes orientaciones los actores polticos, sociales y econmicos deben establecer compromisos serios y pblicos que realmente impulsen el desarrollo integral de los jvenes, haciendo de la ley letra viva:

- Abrir efectivas oportunidades a jvenes en las candidaturas a cargos de eleccin popular.

- Evitar la discriminacin en los centros de trabajo hacia la juventud por su edad, condicin social, fsica y econmica o su preparacin acadmica.

- Propiciar una coordinacin institucional y articular programas, proyectos y acciones integrales dirigidas a la juventud, tales como turismo ecolgico, la recreacin, el deporte, la investigacin cientfica, la cultura y desarrollo regional, entre otros.

- Estrechar lazos permanentes con y entre la juventud indgena, para su participacin e incorporacin a las actividades productivas, el empleo y el desarrollo social.

- Hacer partcipes a los jvenes en la toma de decisiones gubernamentales, as como en el desarrollo de sus comunidades.

- Promover la colaboracin de la juventud en actividades voluntarias de apoyo a la comunidad.

- Promover programas de participacin con instituciones que apoyen y contribuyan al desarrollo empresarial juvenil, la obtencin de financiamiento de proyectos productivos a micro y pequeas empresas juveniles y la difusin de experiencias exitosas por empresarios oaxaqueos jvenes.

- Reestablecer un sistema de incentivos a las realizaciones de la juventud, incluyendo, particularmente, becas, empleos y distinciones cvicas.

- Proponer la apertura de espacios laborales para la juventud en los mbitos pblico y privado e impulsar mecanismos de participacin y de consulta a la juventud en el trabajo legislativo del Congreso Local.

- Intensificar campaas masivas de comunicacin para prevenir y tratar las adicciones, as como la rehabilitacin de quienes las padecen.

- Impulsar a la juventud a formar parte de los programas de participacin ciudadana.

- Promover una mayor difusin de los derechos sexuales y reproductivos de la juventud.

- Promover una poltica de vinculacin laboral con pasantes y egresados jvenes de instituciones de educacin superior dentro de la administracin pblica estatal y municipal, as como en el Congreso del Estado.

CONCLUSIONES

El estado de Oaxaca tiene una poblacin significativamente joven. EN esta tesitura urge -independientemente de la suerte que corra el proceso legislativo de carcter federal para tener una Ley Nacional de Jvenes- una legislacin que reglamente el prrafo 15 del artculo 12 de la constitucin particular y que contemple rubros tan necesarios como el empleo, la educacin y capacitacin tcnica, la diversidad sexual, los derechos reproductivos, la participacin poltica y el trabajo juvenil desde la sociedad civil.

Con base en esa ley se espera un redimensionamiento de la importancia que los jvenes tenemos en el devenir de nuestro estado.

moisesmolinar@hotmail.com

Otras opiniónes