Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Mario Sors


Con o sin Juan Díaz, la situación iba a estallar en los SSO

Enero 18
12:15 2018
Era inevitable, en algún momento iba a estallar la situación insostenible en los Servicios de Salud de Oaxaca, la sangría financiera de cerca de 3 mil 200 empleados entre aviadores y por contrato, afectó durante casi ocho años los ahorros de casi 12 mil trabajadores de base quienes aun desconocen la verdadera afectación en sus ahorros.
 
Para pagar a los hoy despedidos, la dependencia desde la administración de Gabino Cué habría desviado los pagos a rubros como el fondo de pensiones, ISSSTE y FOVISSSTE de los trabajadores de base para cubrir la nómina adicional que se inventó la administración de Gabino Cué.
 
Los primeros años resultó imperceptible y no fue sino hasta la salida inminente de Cué Monteagudo y Germán Tenorio que comenzaron a revelarse los síntomas de una dependencia enferma por el saqueo y los desvíos económicos en su interior.
 
La falta de medicamentos y materiales, muchas manos pero pocos recursos, en algún momento iba a estallar, con o sin Juan Díaz Pimentel la realidad se iba a hacer presente y el día llegó.
 
Si algún personaje conoce la dinámica política y administrativa del sector salud es Juan Díaz, posee sin duda, un colmillo largo y retorcido que lo convirtió en un candidato ideal para enfrentar el terremoto que se avecinaba, aunque no le ayuda mucho el carácter ya que se ha visto en diferentes ocasiones que no es complicado exasperarlo, tal vez ese sea su talón de Aquiles.
 
Ahora, quienes ven sus intereses afectados harán lo imposible por aferrarse a un presupuesto que en la realidad no existe, el agujero financiero aún esta por definirse pero se estima en unos siete mil millones de pesos que nadie sabe quien los va a reponer pero con seguridad será con dinero público.
 
Así, somos testigos de otro episodio de corrupción, de la colocación de personas en la nómina para pagar favores de campaña, compromisos políticos que Gabino Cue y su camarilla retribuyeron integrando al presupuesto de los SSO a miles de personas, incluso a familiares de trabajadoes y líderes sindicales de esa dependencia.
 
Finalmente, el petardo estalló, ahora seguirán las protestas, las exigencias, le demanda de la renuncia de Díaz Pimentel pero la verdad, ni con la renuncia de Juan Díaz se podrá revertir la realidad de que esos 3 mil 200 despedidos vivieron una ficción -pagada con dinero público- durante casi ocho años.

Otras opiniónes