Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Mario Sors


En recuerdo al amigo Carlos Pasarán

Junio 10
19:12 2017
Oaxaca, Oax.- En un breve y por lo mismo poco justo relato sobre la vida de una persona como Carlos Pasarán Jarquín, puedo relatar que lo conocí hace unos 23 ó 24 años al inicio de un taller de periodismo convocado por el periódico Noticias.
 
Destacado desde el principio como el futuro y destacado periodista que fue, siempre atento y crítico sobresalía entre el grupo que integramos unos 60 aspirantes a ocupar el único puesto disponible al final del taller para ser contratado por el diario.
 
Su conocida afición a la lectura de las novelas de Gabriel García Marquéz salió a relucir cuando se nos pidió elegir un seudónimo y el joven Pasarán, delgado con lentes, playera negra, pantalones de mezclilla y cabello largo al estilo más metalero posible, decidió ser llamado "Macondo", ese mítico lugar descrito en Cien Años de Soledad del escritor colombiano.
 
Así, nuestro estimado "Macondo" abrevó en sus inicios periodísticos de profesionales como el director general del Noticias, Ismael Sanmartín Hernández, el articulista Ernesto Reyes, el columnista -ya fallecido- Pedro Ansótegui, y reporteros que generosamente compartieron su experiencia y conocimientos como: Raciel Martínez; Víctor Zárate; Rosy Ramales; Lilia Torrentera; Mario Robles; el ya fallecido Silvio Aguilar; entre muchos otros que de una forma u otra respaldaron la iniciativa de la directiva del Noticias para dar la oportunidad de que varios jóvenes tuviésemos un inicio al periodismo.
 
Ese grupo fue bautizado como "Los parvulitos" y como en todo, fue una carrera que tuvimos la oportunidad de concluir un puñado de participantes y de manera acertada, los directivos decantaron su decisión hacia Carlos Pasarán quien finalmente obtuvo contrato en la empresa.
 
Su desarrollo fue inmediato y notorio cuando fue asignado a la sección Voz de la Comunidad ya que su narrativa era precisa y totalmente colorida, siempre era un gusto la lectura de sus trabajos que complementaban y ampliaban las fotografías. No tengo la menor duda que su trabajo fue de impacto positivo para muchas personas que denunciaron carencias, injusticias y necesidades.
 
Varios años laboró con el periódico Noticias, en distintas ocasiones nos encontramos y recuerdo su grata plática. Nuestros caminos tomaron un curso distinto y al paso de los años al igual que yo, muchos colegas comunicadores reconocíamos su trabajo y don de personas, su alegría y humorismo mordaz pero nunca con mala intención, sino al contrario con el único afán de compartir su alegría. 
 
Posteriormente, dio un paso alterno al periodismo para integrarse al frente de la dirección de Comunicación Social de la Universidad Autónoma "Benito Juárez" de Oaxaca, institución en la que prestó sus servicios cerca de 13 años, imprimiendo un sello personal en esa área.
 
Su paso por la Máxima Casa de Estudios fue de amistad y profesionalismo, ese es el comentario común y fraterno en el que coincidimos quienes tuvimos la oportunidad de conocerlo. Todos desearíamos que al igual que en Macondo, no existiera ningún cementerio como si con ello -en una interpretación o deseo personal- la muerte jamás toque a la puerta de alguien.
 
Su fallecimiento nos deja un vacío por su prematuro fallecimiento por eso y por los gratos recuerdos con una mezcla de pesar pero también de gratitud por haberlo conocido aunque sea un poco, va mi pensamiento con profundo cariño al estimado Carlos Pasarán, a nuestro entrañable "Macondo". 

Otras opiniónes