Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Moisés Molina


La X en la Frente

Agosto 17
10:16 2009
Moisés Molina
Moisés MOLINA
PRD, PAN y PRI

Las aguas al interior de las principales fuerzas polticas nacionales parecen volver a su nivel despus de la sacudida y los saldos de la eleccin pasada. A excepcin del PRI que pas este trmite por anticipado en el 2006, PAN y PRD comienzan a paladear las mieles, de -al menos- la estabilidad institucional.


El del PRD es estado de una calma tensa donde la satisfaccin cedi su lugar a la conformidad (en la cuarta acepcin que el Diccionario de la Real Academia de nuestra lengua da al vocablo: de simetra y debida proporcin entre las partes que componen un todo).

La designacin de su coordinador parlamentario fue una muestra ms de la capacidad corrosiva de Lpez Obrador y una nueva derrota de Jess Ortega que, de seguir as las cosas, terminar convertido en lder ornamental. La de Alejandro Encinas no fue otra cosa, que la designacin de un coordinador a capricho, a modo de alguien que, de acuerdo al sentido comn y -por si poco fuera- estatutario, debi haber sido expulsado del PRD.

Mire -apreciable lector- que imponer AMLO su voluntad sobre el presidente y la corriente mayoritaria del sol azteca, sin siquiera atisbar una disculpa pblica al partido por el dao causado en la eleccin pasada, no evidencia ms que la fragilidad en la dirigencia de uno de los partidos ms importantes de Mxico. Andrs Manuel se sigue saliendo con la suya, al menos en su partido -corrijo- en sus tres partidos.

Ahora por voz de Encinas, AMLO tendr otro poco del oxgeno que le falta: el de la operacin poltica y cobertura meditica de sus ocurrencias, ahora desde San Lzaro. Encinas seguir siendo, en buena medida, su personero. Toda esta gran derrota a cambio de la prrica victoria que la manutencin de su dirigencia le representa a Ortega. Ello sin contar que tambin tendr que dejar pasar a Clara Brugada.

El barco panista tambin parece retomar su senda hacia dnde? No sabemos pero una vez mantenido a flote avanza de nuevo. Pasado el trago amargo de la renuncia de Germn Martnez y casi inmediata uncin de su nuevo dirigente, hoy tienen tambin a su coordinadora parlamentaria.

El nuevo presidente del PAN, no menos gris que el anterior (aunque me refieren que s un poco ms sensato) camina, para no variar con una legitimidad impuesta: la del Presidente de la Repblica. Su eleccin inducida fue de pesadilla meditica, aunque en la buena democracia mexicana muchas decisiones siguen estando por encima de los medios.Los foxistas le dijeron (no a l, sino a la gente) que el proceso no revesta formas democrticas y qued evidenciado. 90 por ciento de los consejeros azules vot a favor de Felipe Caldern en la persona de Csar Nava.

El rejuego poltico del PAN -que cada vez comienza a parecerse ms al del PRI- ha hecho que el propio Fox reciba hoy al "menos idneo" en el ya famoso rancho San Cristobal. Josefina Vsquez Mota se cuece aparte y su designacin tuvo un curso distinto al de su homlogo amarillo. A ella nadie le reprocha nada, o casi nada.

Si algo fijo tiene en la mente ahora es la Comisin de Educacin de la Cmara de Diputados que celosamente atesora el PRD. Su papel, nada relevante en la SEP, la volveran un reto formidable. Adems no tendr a Elba Esther como diputada.
Y el hoy poderoso PRI con sus 237 diputados a los que, sin problema, se sumaran los 22 del verde, parece preocupado ms por otros temas. Beatriz Paredes anunci, antes de partir a Brasil para "alcanzar" a su amigo Caldern, que el prximo da 24 anunciar si se queda como presidenta del partido o se va a coordinar la bancada. Se antoja ms probable lo segundo.

Como el gran ganador, el PRI tiene hoy otras prioridades. Las 10 gubernaturas que estarn en juego el prximo ao (incluida la nuestra), el despeje, en su caso, de la incgnita de su dirigente sustituto, el tejido de las redes sobre las que habr de jugarse la disputa por la candidatura presidencial; la nueva dirigencia prista para 2011, donde Oaxaca est ms que apuntada con Ulises Ruiz. En fin, el PRI obedece hoy a otros tiempos. Sin la presin de corrientes internas, sin el estigma de la derrota, sin ambiciones desbocadas, sin plaga de inmediatismos. Los pristas de las cpulas andan de vacaciones, mientras los de cepa se quedaron a mantener vivo el axioma: el PRI es el nico partido que trabaja en tiempos no electorales.

Otras opiniónes