Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Mario Sors


La búsqueda insaciable y desmesurada de "likes"

Febrero 26
14:43 2017
Al igual que muchos usuarios que replican alguna publicación que encuentran en cualquier red social, el pasado viernes se difundió una foto manipulada de la ceremonia por el Día de la Bandera en Oaxaca.
 
En la foto, supuestamente se había escrito Bandera con "V", solamente los ingenuos cayeron en la burda trampa, entre esos, varios periodistas, medios informativos locales y nacionales que -incluso- horas después trataron de matizar su equivocación con un "¿Será verdad o mentira? o de plano, borrando la publicación.
 
En la realidad, sería impensable que no sólo el gobernador de Oaxaca y su equipo hubieran pasado por alto ese error notorio, sino que varios legisladores, funcionarios municipales y militares presentes en el evento tampoco lo hubieran advertido.
 
Por eso sorprende, hasta cierto punto, las réplicas de dicha fotografía que nos enfrenta a una realidad lamentable sobre la necesidad de esos usuarios por la satisfacción inmediata en las redes, la imperiosa motivación de conseguir "likes" con una publicación "controversial".
 
Es evidente, nos hemos convertido en lectores de encabezados, sin la disciplina de leer el contenido, de cuestionarlo, de reflexionar sobre la veracidad de una noticia, sino que la rápidez para comunicar se ha colocado por encima de la verdad.
 
Esto ha sido aprovechado por muchos charlatanes de todas lás actividades imaginables y el embuste, la mentira (ahora llamada elegantemente posverdad), ha logrado un eco que sólo muestra la debilidad mental de un amplio grupo de usuarios de la internet.
 
La culpa no es sólo de un malintencionado que alteró una fotografía, sería simplista, ingenuo y obtuso pensar que encontrando la "fuente" de esa imagen alterada y legislando normas para aplicar castigos "ejemplares" el problema se acaba. Sería como cavar tres hoyos para tapar uno, así de inútil.
 
La solución no es tan fácil. Para lograr algo se debe identificar el problema y éste se origina como consecuencia de un sistema educativo, cultural, político y social corrompido. Desde la infancia se ha educado sobre la importancia de la satisfacción inmediata con comerciales que muestran que la felicidad se obtiene, por ejemplo, abriendo un refresco.
 
Contenidos en radio y televisión que son una basura intelectual; música igual de nociva con letras y cantantes que son un ejemplo de vida fácil, sin compromiso interpersonal y sin la menor conciencia de las repercusiones de sus actos.
 
Si a eso le sumamos la evidente impunidad en la vida pública, de funcionarios municipales, estatales y federales, que diariamente se informa en los noticiarios, el panorama no mejora mucho.
 
Son sólo algunos aspectos de un sistema social corrompido, podrido y que se reflejó este viernes con el replicar masivo de una fotografía que, a simple vista y poniendo a trabajar unas cuantas neuronas, era un embuste evidente, o al menos despertaba la duda y necesidad de corroborar la información.
 
La realidad la vimos, muchas personas dieron por cierta una publicación perversa y malintencionada sin cuestionarse siquiera sobre su veracidad, lo cual nos coloca en el lamentable horizonte de lo vulnerable que somos como sociedad a la manipulación.
 
Si usted fue tan amable de concluir la lectura de este modesto artículo de opinión, agradezco su tiempo y paciencia.

Otras opiniónes