Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Moisés Molina


La X en la Frente ¿Se imaginan?

Enero 01
17:02 2017
No tiene caso hacer ensayo de anuarios; no en Oaxaca. Aquí tuvimos un solo anuario que se replicó 5 años más. Un recuento de daños es lo que menos necesita ocupar nuestra mente ahora. 
 
Hay que darle tiempo a la concordia. Construir no es tan sencillo como destruir; rasgar no es tan complicado como tejer. 
 
El caso es que aquí estamos, de pie. Con los dolores naturales de un estado con 570 municipios que irán aminorando con la nueva reingeniería legislativa, política y administrativa que hoy tiene Oaxaca.
 
Aquí lo dijimos hace algún tiempo: “Lo que Oaxaca necesita es orden” y al orden precede, naturalmente, una curva de aprendizaje más para gobernados que para gobernantes. A todo orden, precede un caos. El orden es hijo del caos. 
 
Los reacomodos comenzaron; a nuestro mismo universo, según los científicos, precedió una gran explosión.
 
No esperemos fórmulas mágicas; solo honestidad y trabajo eficaz y eficiente. Un solo hombre no va a cambiarlo todo y creo que este fin de año es propicio para ir pensando en algo de lo que solo se habla en las democracias maduras: CORRESPOSABILIDAD.
 
¿Se imaginan ustedes una comunidad política donde los gobernantes no tomen el patrimonio arquitectónico para adornar sus mansiones? ¿Dónde los servidores públicos, (todos) no roben, donde diputados, presidentes municipales y servidores públicos de la Administración Pública, como lo manda la constitución, “hagan solamente lo que la ley faculta”? 
¿Se imaginan ustedes, estados y municipios en Estado de Derecho? Sin poderes fácticos, con una ciudadanía bien culturizada; sin mordidas, sin diezmos; con empresarios incorruptibles, con profesores entregados al cien al ejercicio de su profesión? 
 
¿Donde cada quien asumiera su rol? ¿Donde la iglesia y todas las instituciones circundantes al gobierno, predicara con el ejemplo? ¿Donde los partidos políticos vieran enteramente por los intereses de la comunidad, para poder fungir como actores de cambio? ¿Donde los sindicatos fueran defensores de los derechos de los trabajadores y no enemigos sistemáticos de los patrones? ¿Donde los patrones se desprendieran de un poco de sus ganancias para incentivar al trabajador y a la sociedad? 
 
¿Donde todas y todos conociéramos todas nuestras leyes que permiten al ciudadano todo lo que no le está expresamente prohibido y al gobernante solo lo que le permiten expresamente? 
 
¿Donde los poderes del estado acercaran organismos de transparencia al mayor número de ciudadanos y la ciudadanía los inundara? ¿Donde la relación entre el gobernante y el gobernado no fuera de soberano a súbdito? ¿Donde nuestros municipios fueran en verdad soberanos y solo sus habitantes y el órgano electoral autónomo intervinieran en la elección de sus autoridades? ¿Donde la compra, venta y coacción del voto fueran cosa olvidada? ¿Donde la palabra “cacicazgo”  desapareciera de los diccionarios?¿Donde el gobernador que se va pudiera caminar con la conciencia tranquila por nuestras plazas de armas, sin miedo, sin vergüenzas? 
 
¿Donde los medios de comunicación pudieran subsistir únicamente de la publicidad comercial para asegurar objetividad y mayor credibilidad y respeto  entre la ciudadanía? ¿Donde nuestros reporteros, “la tropa”,  tuviera todas las garantías para hacer su trabajo con todas las garantías de seguridad personal? 
 
¿Donde no hubiera delincuentes a pluma armada? ¿Donde la posibilidad de profesionalización del trabajo periodístico sin distinciones de ningún tipo, pudieran ser una realidad? 
 
¿Donde el poder público emanado del pueblo se dividiera solo en tres? En una palabra, donde, reitero, la política fuera un arte, el arte de hacer posible lo deseable y el servidor público viviera para servir?¿Donde teoría y práctica no estuviesen tan divorciadas? ¿Donde las kakistocracias fuesen sustituidas por las meritocracia?
 
En una palabra, ¿donde el ciudadano fuera el centro y la medida de todas las cosas?
 
Esos son mis deseos de año nuevo y donde quepa, mis propósitos.
 
Feliz 2017
 
@MoisesMolina
 

Otras opiniónes