Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Mario Sors


La razón oculta para decidir el cambio del centro de convenciones

Octubre 22
12:37 2015
La razón se impuso y Gabino Cué se retractó en construir el centro de convenciones junto al hotel de su amigo de la infancia y secretario de Turismo, José Zorrilla, situación que se estaba convirtiendo en un verdadero malestar social.
 
Con un Oaxaca que conoce una nueva realidad sin la beligerancia constante de la Sección 22, los reflectores arrojaban cada día más luz sobre el gran negocio financiado con dinero público, a favor del Hotel Victoria, que representaba la construcción del proyecto que nació muerto y que ahora se buscará otro terreno para su construcción.
 
Es díficil creer que en un súbito ánimo democrático Gabino Cué haya reflexionado y aceptado que esa imposición estaba en contra de la real voluntad popular, sino más bien parece anticiparse a otro revés judicial, ahora proveniente del Tribunal Elecetoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que estaría por declarar la inválidez de la consulta ciudadana que se efectuó el pasado 4 de octubre.
 
Los dos recursos de apelación SUP-RAP-696/2015 y SUP-RAP-705/2015, interpuestos para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano y para controvertir el acuerdo IEEPCO-CG-6/2015 del Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudada de Oaxaca que aprobó el convenio firmado por el presidente de dicho Instituto y Gabino Cué , se perfilaban para un dictamen que echaría abajo dicha consulta.
 
Por si no bastará con la estulticia legislativa que fue recompensada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación con la inválidez de una reforma constitucional y la reforma electoral junto con la ley electoral indígena decretada por los diputados locales, Gabino optó por no arriesgarse con un fallo adverso por parte del TEPJF.
 
Una decisión de ese calibre habría significado una tormenta para la debilitada administración estatal de la cual muchos oaxaqueños desencantados cuentan los días para que llegué a su final.
 
En ese marco, el gobernador evitó otro varapalo judicial que iría destinado directamente contra él, mientras que las voces que, supuestamente, apoyaban la construcción en ese lugar hoy guardan un silencio indigno.
 
Por supuesto que influyó Francisco Toledo y Sergio Hernández quienes encabezaron una fuerte corriente de opinión que rechazaba el evidente conflicto de interés en el proyecto además de la inviabilidad logística y ambiental que ello representaba.
 
Lo que sigue es que tanto la corriente encabezada por Francisco Toledo y el gobierno estatal sin confrontación ni la visión de vencedores o derrotados, convengan en un proyecto que realmente obedezca al interés de los oaxaqueños. Ejemplos hay varios, uno; el jardín Etnobótanico que promovido por el pintor juchiteco se impuso sobre un proyecto de estacionamiento que hubiese convertido ese espacio en un monstruo gris junto al esplendor de la cantera del ex Convento de Santo Domingo de Guzmán.
 
Lo deseable hubiera sido una rectificación a tiempo y no una basada en el cálculo de un revés judicial, sin embargo la esperanza de que ese proyecto se realice de manera transparente y correcta por encima de intereses mezquino parece resurgir, ojalá.

Otras opiniónes