Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Mario Sors


Oaxaca, el ejemplo perfecto de la simulación democrática

Octubre 05
11:57 2015
Increíble la forma en que el gobierno estatal trata de validar la construcción del centro de convenciones en el peor lugar posible, pero excelentemente ubicado para los intereses del secretario de Turismo, José Zorrilla.
 
La consulta ciudadana de ayer con un abstencionismo del 92.6% no es posible validar absolutamente nada.
 
La falta de equidad para que las partes involucradas expusieran a la población es evidente solamente con los 3 millones de pesos de dinero público gastados por el gobierno estatal a favor del proyecto difundiendo verdades a medias.
 
En cualquier sociedad realmente democrática una consulta "express" como la de ayer sería impensable.
 
No bastó con traer una consultora "patito" presentandóla como embajadora de la Unesco, no el gobierno estatal fué por más y se saco de la manga una consulta igual de "patito".
 
Sin listado nominal, sin observadores, si ninguna válidez legal, el gobernador Gabino Cué se aventó la puntada de aseverar que había sido un "triunfo de la sociedad".
 
Lamentablemente dicha consulta es una tomadura de pelo. Solamente tener más de 4 mil opiniones nulas nos indica que las preguntas no fueron correctamente planteadas.
 
Las dos preguntas de la consulta son parciales, incompletas, tan mal hechas, tan tendenciosas que catedráticos de La Salle y del Instituto Tecnológico de Oaxaca prefirieron no participar con el Organismo Público Local Electoral (OPLE) para elaborar la consulta ciudadana ante la manipulación evidente.
 
La pregunta que faltó fue: ¿Esta de acuerdo con la construcción del centro de convenciones per no en el cerro del Fortín? Sólo con esa tercer pregunta y con una verdadera participación, el resultado habría sido otro, sin duda.
 
Pese a algunos excesos de Francisco Toledo, frente a muchos de sus aciertos, en esta ocasión el gobierno estatal debería escuchar seriamente la voz del artista juchiteco y más intelectuales que se oponen al proyecto.
 
De lado queda la opinión sumisa de las cámaras patronales y empresariales cuyos dirigentes sólo han agachado la cabeza ante la codicia de José Zorrilla, abriendo paso a la construcción del centro de convenciones que beneficiará directamente al Hotel Victoria propiedad del funcionario.
 
Así, orquestando una consulta a espaldas a los propios ciudadanos el supuesto apoyo es una ilusión, así el abstencionismo da idea de la grave falta de confianza a ese ejercicio que a todas luces fue un ejemplo de manipulación y coacción orquestada por el gobierno estatal.
 
Gabino Cué sólo tuvo razón en una cosa al asegurar que la consulta ciudadana era un ejemplo nacional y claro que es un ejemplo pero de simulación democrática.

Otras opiniónes