Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Juan lopez bohorquez


Calendario Polaquero - Periodismo, ética y poder

Septiembre 10
08:47 2014
Juan lopez bohorquez
Esta semana está dedicada al Periodismo en Oaxaca, en donde participamos muchos compañeros de los distintos medios de información, impresa, como electrónica (radio), televisiva y digital. En nuestro grupo de participantes,  nos tocó abordar el tema de La Ley en la Política, en el edificio central  de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UABJO; un día antes, el rector, EDUARDO MARTÍNEZ HELMES, hizo la declaratoria inaugural.
 
En esta Mesa Redonda, externaron sus valiosas opiniones, en orden de participación: ALFREDO MARTÍNEZ DE AGUILAR, MIGUEL ANGEL MORALES AMAYA, ABRAHAM CRUZ GARCÍA, LUIS IGNACIO VELÁSQUEZ, y el que esto escribe.
 
Sin excepción alguna, se coincidió en la ausencia del estado de Derecho, empezando desde el ejercicio del principio de autoridad,  en la esfera gubernamental en la entidad, y la alta corrupción derivada de los grupos de poder, acaso enquistados en el nivel federal que dirige al país, no obstante los múltiples esfuerzos por arribar nuevos programas y reformas trascendentes o bien estructurales, hasta en tanto no se evidencien sus beneficios en el bolsillo de la ciudadanía en general.
 
En Oaxaca, vivimos el hartazgo de la ausencia del Derecho Natural que da presencia y fortaleza al Derecho Positivo; en otras palabras, en su mayoría se aplica normalmente  el Derecho Positivo, el que está en forma cotidiana en las oficinas públicas y hasta en el Derecho Privado, salvo excepciones, por supuesto.
 
- Pero en el Poder Público, va de acuerdo a las líneas de quienes ejercen el Poder Político a su manera, y no en el sentido que dicta el Derecho Natural, es decir, el referente a los VALORES, tales como el Respeto, la Verdad, la Honradez, la Conciencia, la Belleza, la Justicia, entre muchos otros conceptos subjetivos o abstractos, pero que aterrizan o deben aterrizar, en la asignación concreta, objetiva e imparcial en las leyes, ya sean penales, civiles, administrativas, fiscales, etc-.
 
Nos referimos a la aplicación de las leyes en cuanto al ejercicio del Poder Político de los gobernantes, al margen de que a diario se  realizan infinidad de asuntos, donde se procede a reconocer derechos y obligaciones para la ciudadanía, en cuanto a  trámites podríamos decir, lineales.
 
El concepto del Derecho como tal, ya se ejercía en la Mesopotamia antigua, 3 mil A.C., de ahí que se diga que “No hay sociedad sin Derecho, y no Hay Derecho sin Sociedad”.
 
Cuando BENITO JUÁREZ ejerció el poder político, externó su famoso apotegma “El Respeto al Derecho ajeno es la paz entre los individuos, como entre las Naciones”, llevando el Derecho Natural –en el valor o principio del Respeto- previo a las sanciones que conlleva el Derecho Positivo, cuando se infringen las leyes o normas que buscan el equilibrio y el orden en una sociedad en donde concurren muchos factores, desde religiosos, del comercio, etnias, tradiciones, etc.
 
Ante esta ausencia de valores, surge  el reto que predispone la corrupción, misma que ya menciona un ilustre oaxaqueño, Rodrigo Caballero Velásquez, cuando afirma: “La Corrupción, fenómeno Universal sentenciado por la Historia”.
 
No es nada nuevo, porque ésta ha existido a lo largo de las diversas etapas  culturales  en la historia de los pueblos. Sin embargo, hoy más que nunca, ante el avance de las herramientas tecnológicas, se advierte más este fenómeno en el contraste de los que mucho tienen y los que nada tienen”, por la oligarquía de los que concentran riquezas económicas en unas cuantas manos, debido a poderosos grupos, ya de políticos, de droga, religiosos, constructores, de los sistemas de la comunicación, etc., etc.
 
La voz del periodista o quien denuncia, que señala, abusos y arbitrariedades, pareciera ser una voz en el desierto, más aún, cuando en el pasado inmediato, las propias empresas publicaban solamente lo que a sus intereses convenía, porque eran parte más de lo mismo; salvo honrosas excepciones. Ahora es distinto, porque la Libertad de Expresión, como de Información está a la mano de cualquier ciudadano, y además, con fotografías o videos “in fraganti”; la denuncia es espontánea.
 
De esta manera, ahora son miles, millones de periodistas que denuncian, señalan, a través de las redes sociales y de los portales digitales, por lo que la información es publicitada en casi cualquier medio informativo. El reto seguirá siendo el sustentar lo dicho y la presión de la propia sociedad –cada vez más consciente- por mejorar el estado de cosas, que han estado bajo la óptica de la corrupción oficializada, de que aquí, “no pasa nada, y mañana tampoco”.
 
De la política se define como  la ciencia al servicio de la comunidad, pero se ha degradado en la Politiquería, que es todo lo contrario; servirse de  los cargos públicos en detrimento de las sociedades y para hacer jugosos negocios, y en eso se pintan solos los legisladores; -nuevamente, con sus excepciones, por supuesto-.
 
-Para concluir, sólo me faltó citar en el Paraninfo Universitario (pero en este espacio lo subrayo), que de la palabra Ius (Derecho), también deriva IUSPRUDENCIA, que se conceptúa como “el conocimiento de las cosas divinas y humanas, y ciencia de lo justo y de lo injusto”, que acaso, la justicia social está ausente en México (porque hay millones de pobres en su economía familiar),  y particularmente en Oaxaca, salvo mejor opinión; cuando el zócalo se encuentre liberado de las huestes que lo invaden, o de las marchas, bloqueos y plantones importados de ideologías ultra izquierdistas, pero que bien saben cobrar con la derecha capitalista./

Otras opiniónes