Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Mario Sors


La S-22 y su legado de robos, bloqueos y ahora; torturas

Septiembre 01
15:55 2014
Por si faltará conocer otra de las habilidades de los muchachitos de Rúben Núñes Ginés, ese secretario de la Sección 22, es la de ser torturadores.
 
No ha sido suficiente bloquear vialidades, fastidiar al pueblo de Oaxaca y a los niños que asisten a las escuelas públicas con el rezago histórico en que han sumido la educación pública en el estado.
 
Tampoco ha sido suficiente proteger a maestros violadores y secuestradores de niños, incendiarios, ladrones de gasolinerías, robar y destrozar oficinas de legisladores y demás lindezas en las que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), solamente ven de lejos y reportan por radio a sus superiores ubicados en sus oficinas con aire acondicionado.
 
No basta con el negociazo de miles de millones de pesos que controla el sindicato que ambiciona el monoplio de la educación sin merecerlo.
 
El único merecimiento para obtener algo, en la lógica de la Sección 22, es la fuerza bruta, el argumento de la violencia verbal y física en contra quien este enfrente.
 
Propinar golpes y choques eléctricos al secretario de Asuntos Jurídicos de la Sección 59 que permanece en una cama de un hospital privado, dibuja por completo la criminalidad de este grupo de "maestros" que actúan no como luchadores sociales, sino como guerrilleros.
 
Mire que colocarle un trapo mojado en el pie a su víctima para aumentar la efectividad de la tortura no es cosa de niños. 
 
¿Dónde y cómo esos "maestros" aprendieron una técnica de tortura tal? ¿Acaso eso enseñan en las escuelas Normalistas?
 
Alberto Esteva debería analizar si el papel que desempeña al frente de la SSP, es de dignidad, a menos que permanecer en ese puesto valga la pena en un cálculo político personal para hacer el papelón que representa, más aún cuando se atreve a decir que esos ataques son parte de un problema "entre ellos", o sea, entre la Sección 22 y la 59. Que pena de declaración.
 
Asi, en Oaxaca el talante cínico, brutal y criminal de la dirigencia de la Sección 22, combinada con la complacencia de la SSP para llegar al punto de irrumpir en propiedad privada y torturar durante más de cuatro horas a una persona, es sólo el comienzo de este festival de violencia que ha orquestado la dirigencia magisterial en la capital del estado.
 
Es una espiral que no tiene control y será un error del titular de la SSP seguir en la postura que es un problema "entre ellos". 
 
Lo único que falta en este cóctel de violencia, excesos y complacencia son los muertos ¿Eso espera el responsable de la SSP?

Otras opiniónes