Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Moisés Molina


La X en la Frente

Marzo 16
13:15 2014
Momificandos

Esta semana se sucedieron, en Oaxaca, dos acontecimientos que tuvieron a los jvenes como protagonistas. De un lado, las manifestaciones de las y los normalistas y del otro, el Congreso Nacional de Estudiantes de Ciencia Poltica y Administracin Pblica.

Ms all de la carga valorativa que pudiera tener cada uno de esos dos acontecimientos, patentizan que la presencia ms sensible de la juventud est fuera de los gobiernos y fuera de los partidos polticos. La sociedad civil y la escuela son ambientes escogidos por los jvenes para expresarse a travs de la organizacin de sus esfuerzos, independientemente de los efectos de ese esfuerzo organizado.

Los jvenes normalistas organizaron ellos mismos sus protestas; los jvenes estudiantes de Ciencia Poltica y Administracin Pblica organizaron, de igual forma, por s mismos su congreso nacional.

Me invitaron a impartir la conferencia inaugural del congreso, distincin que trat de cumplir con la mayor responsabilidad y el mayor decoro posibles. Ms que una conferencia, fue un dilogo. Ante jvenes de todo el pas hablamos de cuatro cosas, cuatro palabras que resuman lo que los estudiantes ah presentes representaban; conversamos sobre poltica, juventud, participacin y ciudadana. Ah estaban mi querido maestro Carlos Spndola Prez Guerrero representando a la Universidad Anfitriona (UNIVAS), mi admirado y joven amigo Leandro Hernndez con la representacin de nuestro Presidente Municipal; el joven Director de Juventud del Municipio; mi amigo Roberto Morales de Paz, entre otros.

Creo que se cumpli el cometido. La tarde del jueves, sacudimos su conciencia. Intercambi la lectura de una conferencia acadmica sobre participacin ciudadana y democracia representativa, que llev para ellos, por un dilogo que nos permiti pensar en cosas en las que difcilmente se reflexiona en las aulas.

Hablamos sobre la confusin reinante en torno al vocablo juventud, a la sombra del cual, puede autonombrarse joven cualquier viejo con su sola aoranza. Hablamos de la poltica como una actividad humana cuya materia prima es el conflicto; que no pretende resolverlo, sino gestionarlo. Entendimos que la gestin de los conflictos implica voluntad y la voluntad es el germen de la participacin. Dilucidamos que la poltica triunfa, no cuando se resuelve un conflicto, sino cuando se mantiene la cohesin social; y que ellos, los casi 500 congresistas estudiantes de ciencia poltica y administracin pblica, como parte de una lite que tiene el privilegio de la educacin universitaria, tenan la grave responsabilidad de pensar, hablar y actuar por los cientos de miles de jvenes que, en Mxico, no tiene si quiera la oportunidad acabar la universidad, de ingresar a ella, de terminar el bachillerato o incluso de pisar un aula en toda su vida.

Hablamos de lo que el estudiante de ciencia poltica o administracin pblica representa en un rgimen poltico donde urge profesionalizar y humanizar la poltica. Nadie como los universitarios tan profesionales y tan humanos para darle a Mxico y a sus entidades federativas una nueva clase poltica con un nuevo estilo y una nueva vocacin para hacer las cosas.

La palabra clave que, de hecho, le dio ttulo al congreso- fue participacin. Tenemos an en Mxico y en Oaxaca una juventud mayoritariamente aptica y no basta con encontrar las razones de esa apata. La solucin a la apata est en los mismos jvenes y en nadie ms.

En 2012, despus realizada la eleccin presidencial, Bermen y Asociados en coordinacin con el colmex realizaron la encuesta "Cultura Poltica de los Jvenes 2012". Solo unos pocos rasgos bastan para dejarnos fros ante la realidad que nos contiene:

32% descarta contar con alguna ideologa, 34% reconoce predileccin por las telenovelas y menos del 1% se interesa por las secciones polticas de los diarios; entre 90 y 97% de los jvenes jams han sido parte de organizaciones culturales, estudiantiles, deportivas, artsticas, religiosas o vecinales, ni tampoco de partidos polticos o sindicatos, mientras que 86% considera que el voto es poco o nada efectivo para presionar a las autoridades.

Si tenemos en cuenta que, segn los ltimos datos del IFE, ms del 40% de la lista nominal la integran ciudadanos de entre 18 y 34 aos, estamos ante una situacin alarmante de complacencia de una clase poltica que se momifica ante la nula competencia que genera la apata.

Culpamos a la poltica y a los polticos del divorcio entre la juventud y la cosa pblica. Culpamos a los polticos y al "sistema" del odio que los jvenes sienten hacia la poltica y que se traduce en alejamiento. No pensamos que ese odio traducido en alejamiento aporta una extraordinaria zona de confort para los sarcfagos de ocasin en que se han convertido los partidos polticos.

Ningn momificando va a mover un dedo para cambiar las cosas; para acelerar el relevo generacional, ni siquiera para propiciarlo. El egosmo sigue mandando en quienes viven de la poltica y en quienes viven en contra de la poltica. El sello de la nueva generacin debe ser la generosidad, aunque paradjicamente esa generosidad haya de brotar del egosmo de generacin en relacin a los mismos de siempre.

Otras opiniónes