Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Moisés Molina


La X en la Frente

Febrero 10
09:05 2014
Cuando los vicios son una virtud.- Ser que algn da en Oaxaca la poltica volver a ser lo que algn da fue? O es que la prctica poltica siempre ha sido lo mismo en Oaxaca? Cambian solo los actores, pero permanecen las mismas escenografas, los mismos guiones, los mismos argumentos y hasta los mismos parlamentos de un teatro srdido?

La corrupcin (de corromper) parece estar en el fondo de todo cuanto tiene que ver con la poltica en nuestro estado y sus municipios. Para triunfar, para prevalecer, pareciera que hay que corromper y corromperse. En la poltica ya no es menester el talento, ya no son necesarias cualidades, formacin, perfil. Cualquiera puede ser un poltico y hasta un "gran poltico". El dinero lo hace posible.

Imagino un tiempo en que hubo poder sin dinero de por medio; un tiempo en que las cualidades personales marcaban diferencia; un tiempo en que la palabra "mrito", pesaba. Hoy, lastimosamente, el poder dentro del sistema poltico, deriva del dinero. Merced a l un poltico detestable se convierte en un gran poltico; le hace aparecer virtuoso al grado de convertir sus vicios y defectos, en virtudes.

Hoy, en poltica, estorban la honradez, la generosidad, la bonhoma, la decencia, el decoro, la dignidad, el respeto, las buenas intenciones, la confianza y la humildad. Para quien tiene dinero y poder para "seducir" a quien se ponga en frente, la admiracin y por increble que parezca- el respeto, estn garantizados. La mentira, la ira, la envidia, la avaricia, la soberbia y la egolatra son virtudes a destacar y estn permitidos el menosprecio y la venganza. Al que ms engaa cierta prensa le llama el ms hbil y para esa misma prensa, el timado, merecido tiene el engao.

No importa trascender, el juicio de la historia es algo para lo que no hay cubiertos, palabras como "memoria" son igual de menospreciadas que aquellas que nombran a los valores humanos. Todo es inmediatez enriquecerse lo antes posible para resolver la vida y poder mandar al carajo todo y a todos.

Pero una vez que se enriquecen, quieren ms. Enfermaron de poder y estn dispuestos a todo por seguir gozando de sus embriagantes mieles.

Lo ms triste sucede cuando no se tiene con qu comprar conciencias en el mercado de las opiniones. Tras un "no importa el qu digan", "la gente no me da de comer", "la gente habla porque tiene boca", "bien o mal, pero que hablen", subyace una autoimpuesta insensibilidad que, como ltimo recurso, hay que inocular a la familia y a los seres queridos.

Habr casos de personas honorables que, dentro de la poltica, son injustamente juzgadas; son difamadas, calumniadas. Y las que son juzgadas con toda justicia? Y las que en algn punto del camino dejaron de hacer lo correcto y se corrompieron? Quines flaquearon la dignidad, el decoro y el respeto por s mismas y se convirtieron en mercancas parlantes que simulan tener valores e ideales? Valdr la pena, todo el dinero y todo el poder, la tristeza de verse algn da al final del camino en una pesadilla de espejos rotos?

Necesitamos una generacin de polticos y hay que empezar por una nueva generacin de seres humanos que se reconozcan en cada madre y padre amoroso, comprometidos con la cosa pblica. En las manos de usted amable lector- en la educacin que d a sus hijos o a sus alumnos, yace la esperanza de que una pequea parte del mundo llamada Oaxaca, sea mejor.

Oaxaca merece mujeres y hombres que se respeten a s mismos para poder respetar a los dems; que entiendan y sientan nociones bsicas como dignidad, honradez, solidaridad, humildad, respeto, amor; que no tengan la triste necesidad de venderse a s mismos a cambio de un poco de poder y un poco de dinero.

Otras opiniónes