Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Editorial


Las verdaderas demandas normalistas

Marzo 06
11:38 2012
Nuevamente, de manera tramposa -igual que sus mentores de la Seccin 22- los normalistas demandan el cumplimiento irrestricto de su pliego de exigencias (que no petitorio).

La lista realmente no tiene importancia sino los motivos reales que son tener un contrato de base como maestros al terminar la educacin normalista, misma a la que ingresaron aun reprobados en conocimientos, sin embargo con movilizaciones y bloqueos alumnos ignorantes que en el examen de admisin lograron incluso hasta 1 2 puntos de 10 posibles ahora exigen ser contratados.

Ese es uno de los puntos centrales.

La bsqueda no termina ah, demandan no ser evaluados por nadie, salvo que ellos mismos se evalen -misma preocupacin de la Seccin 22- y por supuesto, conservar las mismas prebendas como aquella en que la plaza que les fue asignada la consideran como una propiedad personal transferible, de preferencia a un familiar directo, como un derecho de sangre, igual que las monarquas.

Empleo permanente y hereditario, sin evaluacin, esas son las principales demandas tanto de normalistas como de la Seccin 22, la educacin no importa, la mediocridad educativa es lo nico constante desde que inici el movimiento magisterial que hoy vemos en Oaxaca.

Idnticas preocupaciones y exigencias con las mismas tcticas de chantaje, lastimando a la sociedad que alimenta a un monstruo sindicalista que con total descaro engulle lo que hay en la mesa sin que su apetito tenga final.

Bien dicen que Oaxaca ya no es de Jurez, el respeto al derecho ajeno es slo una frase, un concepto que todos los das recibe puos de tierra por parte de los mismos oaxaqueos con maestros y futuros maestros que no ven ms all de su provecho personal y sumen cada ao al futuro de la entidad en un atraso educativo ms profundo.

Hoy, ser maestro en Oaxaca dej de ser motivo de orgullo, hijos, hermanos, esposas, esposos, prefieren no mencionar que en su familia hay maestros, las acciones que toman slo han lastimado a la sociedad, siguen afectando la educacin de los ms pobres, de quienes acuden a la educacin pblica por no contar con dinero suficiente para pagar una educacin particular para sus hijos. Son -al final- los hijos de las familias trabajadoras quienes son los ms afectados por los maestros que dicen defenderlos.

Finalmente, lo que hacen tanto la Seccin 22 como sus parvulitos normalistas es arrastrar -junto con ellos- al futuro del estado a un mar de mediocridad, todo con cargo a nuestros impuestos, claro.

Otras opiniónes