Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Moisés Molina


La X en la Frente

Marzo 22
11:05 2010
Moisés Molina
Eviel Pérez magaña (imagen:archivo/CNX)
Pareciera que las precampaas no se han asentado an en el inconsciente colectivo. Son para algunos, una mala invencin del legislador. Candidatos nicos recorriendo el estado compitiendo contra s mismos, han hecho de ellas autnticas campaas anticipadas aunque cubriendo hasta donde es posible, las formas legales que los cnones electorales marcan.

El espritu al que obedecen es el de la persuasin de quienes habrn de “elegirlos” en una convencin como candidatos de sus respectivos partidos, pero las reuniones son multitudinarias, al menos las de Eviel. No hay que escatimar presencia meditica, ni oportunidades para mostrar el famoso “msculo poltico”. Son autnticas reuniones de campaa donde asisten los delegados, pero donde no se le puede impedir el acceso a la militancia, a los delegados fraternales.
Lo reiteramos: es un fenmeno que solo el PRI hace posible, el (no) mito del voto duro o como se le quiera llamar.
Llegan por cientos, incluso por miles a las plazas, a los auditorios. En Juchitn, Eviel congreg a ms de 15 mil istmeos y sus actos posteriores no han sido precisamente orientados a la exclusividad de los delegados a la convencin del prximo 31 de marzo, a los pristas con pedigree, sin voz, pero con voto. Rumoran que Ulises “entregar la plaza”, dicen que a cambio de proteccin transexenal.

Se construyen historias en torno a una nueva ley como la que le echaron abajo a Didoro pero sin pasar por el congreso y reducida a un pacto de camarillas; fantasean en torno a un acuerdo al ms alto nivel. Quien conoce a Ulises sonre socarronamente. Y es que Ulises debe saber que el poder se ejerce y es bastante entendido de las razones que mueven a la gente a la urna.

No se trata solo de “movilizar” eso resultara bastante burdo; se trata adems de presentar una opcin atractiva, un producto, hablando en trminos de marketing electoral, que seduzca los sentidos del consumidor o al menos que despierte su preferencia. Eviel fue el elegido y una cosa no se le puede negar: carisma. Eviel es inmejorable embajador del semblante del cuenqueo. No acta, no manotea; pero tampoco se encarcela en miradas que no dicen nada. Jovial y afable son tal vez los adjetivos que mejor le califican.

Seguramente Ulises midi el escenario completo y cay en la cuenta de que necesitaba un rostro fresco lejano a la pesadilla de 2006. Una fisonoma y una actitud que transmitieran a la gente esperanza y tranquilidad. Un buen conciliador, un pacifista. De Eviel se podr decir casi cualquier cosa, menos que es un belicoso. Nunca se le ve levantar la voz para ofender, ni responder irreflexivamente afrentas por consigna. Su temple se compara solo con su lealtad y su extraa capacidad de escuchar en un medio donde todos quieren hablar.

El maestro Isidoro Yescas, a quien reiteramos admiracin, le pondera y le compara con quien lo ve, no como un adversario, sino como un enemigo. El asunto es si la gente, nuestra gente, quiere un prista “hojalateado y repintado”, con “estudios de posgrado” que se destaca por sus ausencias en el trabajo legislativo o un oaxaqueo de a pie que est abrazando con emocin lo que es el sueo de todo prista: la candidatura al gobierno de su estado.

En Oaxaca viven ms Evieles que Gabinos. Eso es una realidad innegable. Por eso Eviel representa a una generacin de Oaxaqueos que no naci tenindolo todo. Es un legtimo representante de la “generacin del esfuerzo”; Gabino pertenece a la del “privilegio”. Las leyes son claras; por ello Eviel est aqu y ahora en un momento indito en su vida, con la ilusin de la primera vez, decidido, sin temores … sin el estigma de la derrota. El del PRI es un candidato ganador. Eso nadie se lo discute y la cuenca le puede definir nuevamente el triunfo.

Creo que nunca como ahora los cuenqueos abandonarn momentneamente su doble toponimia: solo oaxaqueos, Veracruz dejar de existir unos meses. Eviel es el lder de un ejrcito no solo de pristas puros; de mujeres y jvenes que tal vez no vayan a votar por el PRI ni por el Verde, pero s por el ya clebre “candidato de la pia y de la caa”: Eviel Prez Magaa.

moisesmolinar@hotmail.com

Otras opiniónes