Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Moisés Molina


La X en la Frente

Enero 25
00:58 2010
Moisés Molina
Moisés Molina Reyes
Oaxaca: la caja chica del "peje"

Un inocultable temor comienza a respirarse de cara a la eleccin de julio entre no pocos actores sociales y polticos, tanto individuales como colectivos. Es una sensacin que se esparce por el pas con la rapidez de un rumor no tan descabellado: "De ganar un candidato suyo, Oaxaca ser la fuente de recursos para la nueva aventura presidencial de Lpez Obrador". Fundado o no, resulta un peculiar ingrediente de comunicacin poltica.


Lo cierto es que nada mejor podra pasarle al "presidente legtimo". Le ha apostado todo su capital (o el que le quede) al senador Cu, con ningn otro aspirante de ningn otro estado ha hecho recorridos, ni se ha tomado el tiempo que con Gabino ha invertido. Es su proyecto, su esperanza, el santo al que le tiene prendidas todas sus velas.

Quiere hacer de Oaxaca -mosaico multicultural a modo para su retrica redentora- el cuartel general de la precampaa que lo site con recursos pblicos de los oaxaqueos- en la ruta para su segunda odisea. El "peje" necesita oxgeno, los recursos no son infinitos; mucho menos la generosidad de sus simpatizantes o patrocinadores. Una precampaa presidencial es costosa, pero nada que el padrinazgo de un gobierno estatal no pueda resolver.

Al senador, el PAN le condiciona su apoyo no solo al reconocimiento del presidente Caldern, sino prcticamente al desconocimiento de su gur tabasqueo, que desde luego no se dio ni se dar. No sabemos si es verdad como tambin se rumora- que a los ms altos niveles, el pacto de autoexclusin del PAN de cualquier alianza con la izquierda desde hace meses est sellado y firmado con sangre azul sangre presidencial. De cualquier forma Gabino se atrap en un galimatas.

Explica en entrevista con "Reforma" que de llegar a ser gobernador de Oaxaca su persona estar con el presidente legtimo, pero su investidura con el constitucional. Su corazn para AMLO, y su razn para Felipe. Lo cierto es que declaraciones como esta le ponen ms lejos del panismo. Lo mnimo que los militantes de Accin Nacional esperaban era un deslinde total, as fuese actuado. Los calderonistas no parecen estar dispuestos a abrir la puerta de un hipottico triunfo a un caballo que en su interior albergue a un pejelagarto. Volvera a arder Troya.

Ese fue bsicamente el mensaje que Manuel Espino trajo a Oaxaca; purista como es, puso en predicamentos a la dirigencia estatal albiazul que intent con el PRD local tenderle una barricada desestimando sus declaraciones. Algo de razn debe asistir a quien fue presidente nacional del partido que gan la eleccin en 2006. Pero Espino vino a actuar un monlogo, nunca poda haber clase alguna de dilogo; los panistas aliancistas hablan en otro lenguaje, tienen otro cdigo, estn en planos diferentes de entendimiento.

Espino habla el lenguaje de las convicciones, de la ideologa, de la historia, de los principios de la filosofa partidista; los locales hablan el lenguaje del pragmatismo, de la inmediatez del fin que justifica los medios y el fin es ms que claro: "una coalicin sin prejuicios" dijo Gabino a rika Hernndez de "Reforma". Espino llama principios a lo que Cu califica como prejuicios. "El PAN, PRD, PT y Convergencia estn construyendo una agenda comn bajo la consigna de no imponer el tinte ideolgico de estos partido" (Reforma. Mircoles 20 de enero. P. 7) remata nuestro senador que dentro de unos das nos regalar una costosa transmisin televisiva de su informe legislativo. Seguramente nos informar muchas cosas buenas que lo harn presentable como candidato y lo ratificarn en la cima de las encuestas de la coalicin donde el tuerto sigue siendo rey.

Hubiese resultado magnfico escuchar, para guardar congruencia, dentro de ese informe de actividades que tendrn que ser eminentemente legislativas y no de gestin, una iniciativa de reforma constitucional que modifique el segundo prrafo de la fraccin I de nuestro artculo 41 constitucional que a la letra dice: "Los partidos polticos tienen como fin promover la participacin del pueblo en la vida democrtica, contribuir a la integracin de la representacin nacional y como organizaciones de ciudadanos hacer posible el acceso de estos al ejercicio del poder pblico DE ACUERDO con los programas, PRINCIPIOS e IDEAS que postulan ".

Las coaliciones electorales tienen su base en los partidos polticos y este prrafo le sale sobrando al Senador Cu y compaa. Con una coalicin los partidos contribuyen a integrar la representacin nacional y si una moda de pragmatismo habr de imponerse, que en un acto de decoro legislativo, se proponga modificar la constitucin y la ley electoral para no violarla. Que a los partidos para poder existir ante la ley, les sea dispensado tambin el requisito de presentar, entre los documentos bsicos, una declaracin de principios. Al fin y al cabo para algunos los hombres ya son todo y las instituciones son nada.

moisesmolinar@hotmail.com.

Otras opiniónes