Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Moisés Molina


La X en la Frente

Diciembre 07
13:01 2009
El centenario que a algunos import

Recin conmemoramos, con excelentes homenajes coordinados con el Maestro Carlos Espndola Prez Guerrero de la Universidad Jos Vasconcelos y el siempre participativo Colegio de Bachilleres, los cien aos del Ateneo de la Juventud con dos eventos extraordinario donde decenas de jvenes pudieron acercarse a la obra de estos extraordinarios intelectuales de principios del siglo XX.

Del Ateneo nos ocupamos ya de manera suficiente hace algunas semanas en este espacio, pero su evocacin resulta otra vez necesaria a la luz del entorno que circunscribieron en Oaxaca sus actos conmemorativos. Era necesario recordar a los hombres, a las biografas.

Era menester recordar su legado, releer sus magistrales conferencias, adentrarnos en su circunstancia: la del Mxico porfiriano y positivista que, con la irrupcin atenesta en la escena intelectual y cultural, se tambale y finalmente cay. No podan las humanidades, la filosofa, la cultura y las artes ser borradas de un plumazo en aras del "orden y progreso".

Era importante que los jvenes supieran que el principal legado de los atenestas fue el redimesionamiento de la cultura, del arte, pero sobre todo de la filosofa como productos que permiten al ser humano y a las instituciones, niveles ms elevados de bienestar. Pero ms nos importaba que entendieran la trascendencia de su paso por la historia para el momento que hoy nos toca vivir.
En medio de una crisis generalizada, Mxico necesita banderas. No es solo la crisis econmica, es una crisis de valores que permea todo el tejido social y que ha hecho de Mxico un pas ms violento, corrupto e inseguro. La esperanza est en las nuevas generaciones: la de nuestros jvenes y nuestros nios que no pueden ver en este presente lastimoso, la condena de su futuro.

Luis Donaldo Colosio dijo que "este mundo no nos ha sido heredado por nuestros padres, nos ha sido prestado por nuestros hijos" y lo cito porque Luis Donaldo desde hace tiempo dej de ser patrimonio de un partido para ser parte del alma nacional.

Hoy que caminamos en Mxico como en cuarto oscuro, se hace necesaria la aparicin de banderas y ninguna tan noble como la de los atenestas que a partir del estudio de las humanidades se construyeron ellos para despus construir el Mxico que a ellos les toc modelar. Para muestra hay que ver lo que Vasconcelos hizo al frente del Ministerio de Educacin. Nos interesaba que los jvenes entendieran que debemos regresar al origen, a las ideas, a los ideales.

El estigma de la poltica contempornea en Mxico es el Pragmatismo; un pragmatismo feroz que no reconoce razones adyacentes al poder, para el que las curules, los escaos, las prebendas y las cuotas son el nico referente. Paul Valery hablaba de una poltica del espritu que no vemos por ningn lado.

"El de enfrente" es un enemigo al que hay que destruir, no un adversario con el que hay que contrastar ideas pensando en la comunidad poltica. Se piensa antes en el inters egosta del partido que en el inters comn, en el de la gente que -incluso- no tiene partido. Es una poltica del odio, de lo inmediato.

Fue, la conmemorativa de los atenestas, una jornada cultural y acadmica que salt a las dems arenas de nuestra vida, pero ms que a ninguna otra, a la poltica. Necesitamos polticos preparados, humanos; nuevos rostros que devuelvan a la gente esa esperanza perdida y que le arrojen seales de que el pragmatismo no puede ser la nota definitoria de la poltica.

La legislacin electoral exige a quienes quieran constituirse como partido poltico, que presenten sus "documentos bsicos": un programa de accin, unos estatutos y una DECLARACIN DE PRINCIPIOS.

La declaracin es la filosofa del partido, sus principios, sus ideales. Y pareciera que en los tiempos actuales representa un estorbo ms que motivo de orgullo e identidad.

La geometra poltica se pierde, deja de tener vigencia. Solo hay izquierda y derecha cuando a los partidos conviene. Cuando otra cosa es lo que se pretende, izquierda y derecha desaparecen en aras de "un fin superior" que puede ser la famosa "alternancia".

Cuando las cpulas partidistas se den cuenta de que sus partidos tienen una declaracin de principios y comiencen a ponerla en prctica, las cosas comenzarn a cambiar porque estarn dejando de engaarse a s mismos. Aqu est tambin la vigencia del Ateneo: la filosofa tambin est presente en la poltica y hay que buscarla, antes que en ningn otro lado, en la declaracin de principios de nuestro partidos.

-Director General de la Comisin Estatal de la Juventud (CEJUVE)

moisesmolinar@hotmail.com

Otras opiniónes