Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Opinión de: Moisés Molina


La X en la Frente

Octubre 19
10:37 2009
La licencia de Ulises

Dicen que son das difciles para Ulises.Si es as, no lo parece. Su semblante es el mismo. De buen talante intercambia comentarios con sus interlocutores y una sonrisa es recurrente en su faz. El fallo de la "Suprema" inquiet y hasta angusti a su gente: amigos y colaboradores, no a l. Recibi una andanada de mensajes telefnicos y llamadas de solidaridad que agradece pero juzga innecesarias. Ningn gobernador ha vivido lo que Ulises al frente del cargo y sabe que en este nuevo captulo de su guerra sexenal volver a "caer parado". Como todo buen poltico hace prospectiva y sabe que de ninguna manera podrn obligarlo a que deje el cargo para el que fue electo democrticamente por la mayora de los votantes. El conflicto del 2006 y sus agravios -reales o supuestos- tienen ya poco que ver.


El real mvil de este nuevo torbellino judicial es la prxima eleccin, el cobro de facturas, la sanacin de ardores pasados, una revancha poltica y electoral de quienes no van con el principio democrtico, magistralmente explicado por Felipe Gonzlez, de la "aceptabilidad de la derrota". Los ex appos, devenidos en coalicionistas queran el dictamen de la corte y ahora que lo tienen van por el "juicio poltico". As est en el manual, su manual.

Los detractores legislativos de Ulises (pretendidos beneficiarios de la prxima eleccin) presentarn, sin duda alguna, la demanda de juicio poltico, la recibir una sub comisin de examen previo que seguramente la desechar. Si as no sucediera, la cmara de Senadores habr de erigirse en cmara acusadora y de cualquier manera, la decisin final la habran de tener los diputados del congreso local que, soberano como es, tiene la facultad exclusiva de decidir sobre el destino de los gobernadores. Imagina usted -amable lector- a los diputados locales deponiendo del gobierno a Ulises? Yo no.

Y es que la opinin de la corte no debe representar un agravio para Ulises, ni siquiera solamente para su investidura ni para su gobierno. Han hecho causa comn el legislativo y el judicial de Oaxaca y pronto lo harn los restantes sectores de la sociedad: el econmico y el social. El agravio es para Oaxaca, para sus instituciones y para los ciudadanos que no olvidamos las barricadas, la suciedad, las prdidas econmicas y de empleos y la destruccin de nuestro patrimonio arquitectnico. Falta conocer el documento final, el desglose del informe que someramente votaron los 11 ministros.

Seguramente ah encontraremos matices. Por el momento la primera impresin es que el voto de la corte obedeci a un inexplicable miedo o a presiones polticas: "lineazo", pues. Es cuanto la gente comenta en los cafs, en los pasillos gubernamentales o en las oficinas de redaccin de los medios. No se quiso exponer la corte en una decisin claramente poltica al escarnio por parte de los activistas incendiarios y ahora tendr que padecer los sealamientos de sectores de ms peso entre la opinin pblica. Responsabilizan a Ulises "lisa y llanamente" por omisin y exculpan a Vicente Fox que, violando la constitucin, se neg a enviar a las fuerzas federales en auxilio de la entidad cuando el legislativo local se lo pidi. Independientemente del matiz que en el documento final pudiera darse, el golpe meditico ya est dado y en los prximos das escucharemos mucho acerca de un juicio poltico que no se dar.

El proyecto que Mariano Azuela present contaba ya con la simpata de los ministros que, de manera por dems extraa, en unas horas parecieron haber cambiado el sentido de su voto por consigna. Hasta los ms fuertes detractores mediticos de URO dan cuenta de ello. La politizacin de la justicia es tan mala como la judicializacin de la poltica. As es que lo ms saludable para nuestro entramado constitucional sera la derogacin de esta famosa facultad investigativa de la corte. De cualquier modo, el dictamen de la corte se queda en simple opinin, carece de efectos vinculantes, es una norma imperfecta. Por ello todos tranquilos, Ulises no se va. Y muy probablemente volvamos a escuchar aquello que solt en cadena nacional para aquellos que siguen pidiendo su cabeza: "licencia?, ni de manejo".
moisesmolinar@hotmail.com

Otras opiniónes