Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Titulares


La Guardia Nacional, #AMLO y el Intervencionismo

Febrero 13
16:11 2019
EDUARDO ARAGóN MIJANGOS
Me propuse convencer a las personas que me ven en mis redes sociales de lo inapropiado de la #GuardiaNacional, situación que se junto con la crisis en #Venezuela, por lo que tuve como consigna revisar los dos temas para ir sacando datos útiles.
 
Para lograr dicho fin, identifiqué que sería de gran ayuda leer Las venas abiertas de América Latina, del maestro Eduardo Galeano, pero ese libro no abarca, obviamente dado que fue publicado en 1970, las intervenciones estadounidenses de los 70´s, así que me puse a buscar más cosas.
 
El resultado de estos 2 temas combinados, dio como conclusión, para empezar, que hay una escalofriante relación entre la militarización o el empoderamiento de las fuerzas armadas, el intervencionismo de los países desarrollados (en adelante El Imperio) y los golpes de Estado en países en vías de desarrollo o subdesarrollados.
 
Pareciera que la principal arma para intervenir de EEUU son los ejércitos domésticos –no aplica para el caso de Venezuela, Paraguay, Cuba y algunos otros ejemplos, pero en la mayoría de la intervenciones de El Imperio en Latinoamérica hay mucha relación–.
 
Es curiosa la frecuencia en que coinciden gobiernos derrocados por golpes de Estado militares cuando afectan los intereses de las compañías extranjeras de El Imperio, en países de América Latina, la historia de El Salvador, Chile, Nicaragua, Argentina, Bolivia, Brasil, México, etc. esta plagada de golpes de Estado militares en contra de gobiernos que trataron de rescatar los recursos naturales de sus países de la explotación de la grandes transnacionales estadounidenses y europeas.
 
¿Por qué están tan enojados los gobiernos de El Imperio con las políticas socialistas? Porque en resumen las políticas que ellos satanizan como socialistas, entre otras cosas lo que han buscado, es decir, el común denominador de esas denominadas políticas socialistas, es tratar de proteger los recursos naturales de la explotación que por siglos han hecho empresas transnacionales de El Imperio, el petróleo, el campo, el hierro, los esclavos, los hidrocarburos, el oro, la plata, el caucho, los diamantes, de los que Latinoamérica es rica o lo era, fueron explotados indiscriminadamente por compañías transnacionales dejando NINGÚN beneficio a los países de donde se extraía esa riqueza natural en contubernio con las autoridades locales; y cuando llegaban gobiernos “socialistas” es decir gobiernos que buscaban poner limites legales a la explotación de los recursos naturales de sus países, curiosamente, había un golpe de Estado militar.
 
El Imperio encontró la formula para perpetuar el robo, el saqueo, y consiste en desestabilizar y derrocar al gobierno que quiere poner límites a ese saqueo, y la manera más efectiva de ejecutar esa formula era a través de los embargos económicos y de los golpes de Estado, a través de los ejércitos domésticos.
 
Pero ¿Que pasa cuando el Ejército doméstico es fiel al gobierno “socialista” que se enfrenta al saqueo y al robo de las empresas transnacionales? Pues ahí la formula de El Imperio se cae, porque el Golpe de Estado sin el apoyo del Ejército local es prácticamente imposible, sólo una revolución popular puede enfrentar a quiénes ostenta el monopolio de la fuerza, de la violencia y de las armas de alto poder.
 
Por eso Cuba y Venezuela mantienen sus regímenes, porque el Ejercito permanece leal a los dictadores etiquetados a conveniencia por los medios masivos de comunicación como violadores de los derechos humanos, que tienen en hambre a sus pueblos por las restricciones económicas del propio Imperio porque les cerraron la llave a sus empresas transnacionales.
 
Por estas razones, muchas personas consideran que en Venezuela el asunto esta en la cuerda floja, en Venezuela unos de los países más ricos del mundo por sus recursos naturales la cosa esta a punto de caer en el atrevimiento de una intervención militar en nombre de los ddhh y del pueblo hambriento a causa de las transnacionales imperiales, ya que un golpe de Estado a través de Ejército no es posible al mantenerse fiel a Maduro. De ahí la insistencia del ocurrente Guaido de llamar al Ejército a la insubordinación.
 
A la oposición venezolana le interesa el poder, recuperar los privilegios que les salpicaba el saqueo de las transnacionales y al Imperio le interesa recuperar el control político de Venezuela para continuar con el saqueo, es así de simple, pero lo medios lo nublan todo.
 
De lo hasta aquí relatado, podemos sacar el primer grupo de conclusiones:
 
1. Las compañías de El Imperio se han enriquecido injustamente a través del saqueos de los recursos naturales y materias primas de los países Latinoamericanos, toda la riqueza del mundo, toda la que se imaginen tiene como origen los recursos naturales de América Latina y ésta sigue sumergida en el subdesarrollo, la desigualdad y la pobreza.
 
2. Hay gente que se ha dado cuenta de esto y lo ha querido detener y han llegado al poder para detenerlo, eso tiene un costo de miles de millones de dólares para los dueños de estas compañías, permitir que los latinoamericanos disfruten de sus recursos naturales y evitar el saqueo y robo es la peor afrenta en contra los intereses de El Imperio, claro, porque terminan con negocio multimillonario. Entonces cuando esta gente llega al poder se genera una brutal campaña mediática para que las personas identifiquen a estos reivindicadores de la justicia como socialistas –que las consciencias contemporáneas manipuladas ya identifican al socialismo como algo muy malo que los va a despojar de su patrimonio y tranquilidad–, dictadores, comunistas, violadores de derechos humanos, satánicos, etc.
 
3. Los golpes militares en Latinoamérica han surgido para erradicar a estos hombres, sacarlos del poder y continuar con el saqueo, no es una cuestión de naciones, no es una cuestión de democracia o de defensa de los derechos humanos, es una cuestión de capital, de dinero, de intereses económicos, no es EEUU o El Imperio los que dan golpes de Estado, son la Standard Oil, la Texaco, la Fruit Co., la Sheill, etc. quienes son dueñas de los gobiernos, incluido el de Estados Unidos, incluidos los de El Imperio.
 
4. Los golpes de Estado tiene que ser militares porque no existe otra institución que tenga la posibilidad de llevarlos a cabo.
 
5. Cuando el ejército es leal al satánico, comunista dictador, violador de los derechos humanos que les quiere cortar la llave a las transnacionales, El Imperio se enfrenta a un duro problema porque entonces es más difícil derrocar un gobierno. Entonces empiezan los embargos comerciales, el embate mediático, los discursos satanizadores, para volver al pueblo y a la comunidad internacional en contra de los malditos comunistas, pero ese es un camino muy largo, porque hoy en día, salvo que salgan con el cuento de hay armas químicas o biológicas, ya no es tan fácil una intervención militar. Y ese cuentos de las armas químicas ya lo soltaron para Irak, ya es cartucho quemado, sobre todo una vez que se evidenció que fue una mentira.
Ahora el otro punto ¿Por qué #AMLO insiste en la Guardia Nacional? Eso no estaba dentro del Plan de Gobierno. Y salvo su siempre mejor opinión, es absurdo, pensar que la creación de la Guardia Nacional tiene que ver con el combate a la delincuencia local.
 
¿Por qué es absurdo pensar eso? Por las siguientes razones:
 
1. El Ejército lleva 12 años en las calles, y lo único que ha logrado es el incremento de la violencia, la Guardia Nacional será lo mismo, sólo que institucionalizado, con derechos y con carácter permanente.
 
2. El problema no está sólo en las instituciones de seguridad pública federal, de hecho, la ESENCIA del problema esta en la incapacidad, falta de equipamiento, falta de recursos humanos y corrupción que existe al interior de la policías municipales y estatales, y la Guardia Nacional NO va a sustituir a las policías locales. Ahora para sanear las policías locales no necesitas crear una Guardia Nacional, el Ejército lo puede hacer directamente y cuando acabe regresar al cuartel.
 
3. La estrategia de AMLO en materia de Seguridad Pública, no va por la militarización, ni por el uso de la violencia como eje central, la Guardia Nacional no es una pieza que necesite según su plan, porque su plan es atender las causas y para atender las causas hay que hacer lo que está haciendo ahorita, que no tiene nada que ver con tareas de seguridad pública. Es cierto que ese camino es muy largo, en ese contexto es válida la pregunta ¿Qué hacemos mientras, nos seguimos muriendo o desapareciendo? NO, pero no necesitas una Guardia Nacional, NADIE, nadie ha pedido que el Ejército regrese de manera inmediata a los cuarteles, el Ejército tendrá que seguir en las calles, como ha estado desde hace 12 años, pero con una estrategia de base social, económica y educativa; no necesitas una Guardia Nacional si tu principal apuesta para acabar con la matanza es atender las causas y darle a la gente educación y opciones de vida digna. La Guardia Nacional ¿pa qué? no es necesaria en esta estrategia.
Por lo cual me atrevo a afirmar que no tiene ningún sentido bajo la estrategia de la #CuartaTransformación la creación de la #GuardiaNacional.
 
Hoy, 13 de febrero de 2019 Andrés Manuel López Obrador dijo, con tono de clerical: que es cosa de lógica, de matematicas elementales, de sumar y restar, que existen 230 mil soldados y 40 mil marinos que no se ocupan en el combate a la violencia –valga la incongruencia de la frase– que es absurdo que se siga defendiendo que sólo la policía federal con estado de fuerza de 30 mil elementos se combata a la delincuencia si tenemos casi 300 mil soldados listos para entrarle al quite.
 
También menosprecio la opinión de los expertos, pero no de fondo, no se metió a los argumentos, sino de forma, dio a entender o así lo entendí: que se la pasan criticando pero que no han generado ningún cambio, que son oportunistas, que tienen intereses ocultos.
 
Pero es incongruente y deficiente esta argumentación por las siguientes razones:
 
1. El Ejército YA está en las calles y tiene años en ellas, no tengo el dato y tardaré en conseguirlo pero habría que investigar cuantos soldados y marinos de los 270 mil que dice #AMLO que hay, están en estos momento desplegados en los estados de la república, haciendo labores de seguridad pública, pero son varios eh.
 
2. Se supone que los elementos que integran la Guardia Nacional son las policías naval y militar, ¿a que viene entonces que haga cuentas fabulosas de 270 mil hombres y mujeres de las fuerzas armadas, si el proyecto de la Guardia Nacional no incluye a todos? 
 
3. Si hay 270 mil soldados desperdiciados, ¿a que viene entonces las convocatorias que quieren sacar para reclutar nuevos integrantes para la Guardia Nacional? ¿Soy el unico que ve incongruencias entre el discurso de los 270 mil soldados y las acciones?
 
4. El Ejército no tiene que salir inmediatamente de las calles, puede hacerlo progresivamente conforme los otros frentes de acción social, económica, educativa, de fortalecimiento de las policías locales vaya avanzando, así ha estado y así puede seguir, además, si queremos ser muy técnicos y respetuosos de la Constitución, que hasta hoy 13 de febrero de 2019, no lo hemos sido, existe dentro de la propia Constitución la figura de una suspensión parcial de garantías que bien puede justificar la intervención temporal del ejercito en tareas de seguridad pública.
 
5. Me parece correcto que se critique el modus operandi de algunas organizaciones sociales y expertos contratados a modo para justificar o criticar acciones gubernamentales, en eso hay mucha razón, pero si se va a descalificar a las personas que no están de acuerdo contigo, por sus antecedentes, esta descalificación debe, necesariamente, venir acompañada de argumentos de fondo que en el caso en concreto se han el argumento principal del debate. En este caso López Obrador, ni siquiera entra al análisis de los argumentos expuestos por dichos entes, lo cual o es mañoso o hay desconocimiento y a mi me queda muy claro que el Presidente no menosprecia la información.
 
Y una vez que todos veamos todo lo hasta aquí expuesto, nos vamos a preguntar, ENTONCES, ¿para que quiere el Mesías –sin pecado concebido– la Guardia Nacional?
 
¿Habrá algún acuerdo entre #AMLO y #EEUU para militarizar el país?
 
¿Qué es lo que no sabemos de la intención de la creación de la Guardia Nacional?
 
Para responder estas preguntas hay que considerar que la creación de las Zonas Económicas Especiales que facilitará MÁS el despojo de los recursos naturales del país por parte de los agentes del imperio, sigue en marcha, ya vino el Presidente a confirmarlo al #Istmo y los Murat se están frotando las manos. Una forma de garantizar ese saqueo, frente a la oposición del pueblo es el empoderamiento del Ejército.
 
Las mineras canadienses, los parque eólicos españoles, la petroleras de todos lados, los trenes chinos, las plantas solares italianas, etc. necesitan a alguien que le quite al pueblo las ganas de defender su patrimonio, necesitan que el gobierno en turno les garantice que van a poder seguir saqueando al país sin tener problemas ni que se manche su imagen o las manos de sangre.
 
Eso es una posibilidad de dos, posibilidad uno, que #AMLO no tenga ningún interés en parar el saqueo de las transnacionales, luchas contra el neoliberalismo y que incluso este pensando en perpetuarlo o al menos garantizar su estabilidad en su periodo.
 
Esa es una de las dos posibilidad que justificaría la creación de la Guardia Nacional, PERO hay otra, afortunadamente, hay otra, hay una pequeña esperanza de que esto no vaya a ser más de lo mismo, sólo que mesurado.
 
Y esta iría, por todo lo contrario, que AMLO que quiera cerrarle la llave a las transnacionales, –a largo plazo, no ahora– y que este construyendo las condiciones para hacerlo, tibia y tranquilamente, sin levantar sospechas de los dueños del mundo, antes de que nos ataquen. 
 
Y cuando tenga las fuerzas, terminar con el saqueo.
 
Porque terminar con el saqueo de manera inteligente NO es tan fácil, hay que cubrir tres vertientes de manera urgente, por lo menos, antes de cerrar la llave:
 
1. Asegurarse al Ejército, garantizar que el Ejército estará de tu lado cuando las cosas se pongan feas.
 
2. Fortalecer la industria, el campo, y producción internos, no depender tanto del exterior, para poder resistir un posible embargo comercial o incluso alimentario.
 
3. Fortalecer el mercado interno, para que la economía no depende tanto de inversiones extranjeras, también para resistir un posible embate económico del imperio
 
¿Tendrá miedo #AMLO de un golpe de estado como los ocurridos en Chile, Argentina, Brasil, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, etc., de ahí su intención de mantener a todos contentos mientras podemos dar un segundo paso hacia la liberación de nuestro patrimonio nacional? 
 
¿Estará preparando las condiciones para establecer la más grande revolución social de la historia mundial?
 
La única señal positiva a todo esto es que las organizaciones de derecha, tanto sociales como políticas, están en contra de la militarización, ya que estas organizaciones están para defender los intereses de El Imperio en el país, de hecho algunas están hasta financiadas por estos intereses, eso me da un poco de tranquilidad. Los intereses de la derecha coinciden con los intereses imperiales, porque todos ellos son comerciales.
 
Las derechas internas en Latinoamérica, viven de las migajas que van tirando los grandes consorcios comerciales del imperio y les da para vivir muy bien, no lo podemos negar, entonces cuando algo le gusta a la derecha, hay que analizar muy bien sus efectos a largo plazo y cuando algo no le gusta igual, es un referente. Si ellos dicen que está mal a lo mejor está bien, aunque no lo parezca, si ellos dicen que está bien, a lo mejor está mal, aunque no lo veamos.
 
Sigo pensando que la creación de la Guardia Nacional no está bien, pero al conocer la historia de Latinoamérica y el mundo, dudo cuáles puedan ser los efectos de una y otra cosa, de momento nos subimos en un tren que ya inició su marcha y creo que es muy pronto para intentar descarrilarlo, en seis años hablamos compañeros y vemos que pasó.
 
Lalo El Indio