Oaxaca de Juárez, México.

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca

Noticias de Oaxaca
Noticias de Oaxaca

Turisgourmet


No hay que saber de vino para tomarlo, hay que tomar para saber, aseguró sommelier de Bodegas Conde de Villaseñor

Mayo 27
19:13 2018
Oaxaca, Oax.- No hay que saber de vino para tomarlo, hay que tomar para saber, señaló el sommelier y socio de la bodega Conde de Villaseñor, David Zárate Pérez que en días pasados realizó una degustación en el restaurante Gusa Eat & Drink en la colonia Reforma.
 
Entrevistado, David Zárate, también socio de Bodegas Conde de Villaseñor, en Rioja, España, comentó que la fusión de las culturas mesoamericanas y española han enriquecido nuestra gastronomía actual y por lo tanto se coomprende como los vinos, tanto españoles como mexicanos, combinen a la perfección con los platillos que en Oaxaca han encontrado una multitud de posibilidades, en una oferta que cada vez resulta más amplia con espacios únicos como sus terrazas y patios interiores en casonas coloniales.
 
 
La gastronomía oxaqueña, va excelente con los vinos blancos, somos un país con muchas fusiones y nustro país, nuestra gastronomía combina de manera excelente con los vinos, ya sean mexicanos o españoles, detalló David Pérez previo a la degustación organizada por la comercializadora Viña Tulps.
 
Respecto a la degustación del vino, el sommelier precisó que la creencia es que para tomar vino primero se necesita saber vino y al contrario, tenemos que quitarnos esa idea, la manera de saber es probar, "No hay que saber para tomar, hay que tomar para saber, siempre con moderacion".
 
En el momento que uno entra al mundo del vino, entras a un mundo que te invita a la moderación, incluso te invita a disfrutar mucho más la gastronomía, es un resultado de entrar a un mundo increíble ya que el vino es cultura, también es civilización, es muy positivo, es una bebida noble que invita a platicar de viajes, cultura, familia, te invita a degustar y en ese trayecto creo que las sociedad que sabe degustar el vino, es una sociedad que va a aprender.
 
Si disfrutas una bebida como el vino apreciando sus sabores y aromas como una experiencia gastronómica y de convivencia, entonces es posible reconocer y apreciar su sabor con moderación, sin excederte, concluyó.